domingo, 24 de enero de 2010

Una visión divertida de la prensa

Un mes sí y otro también vemos a algún sector profesional cortando las calles de Madrid para reivindicar algo. Los controladores aéreos, los taxistas, los funcionarios de justicia y ahora leo que hasta los traumatólogos del Ramón y Cajal. No voy a entrar ahora a valorar aquí la pertinencia de sus protestas. Para poder hacerlo creo que hay que conocer cada caso en profundidad. Huelgas aparte, aplaudo, en cualquier caso, el sentimiento corporativista que muestran muchos gremios en este país. De todos me quedo con el sentimiento de unión y la pasión por la profesión que muestran los periodistas —cuando hablo de “periodistas” me estoy refiriendo a los profesionales que colaboran en los medios—. Les puedes ver tirándose los trastos en los debates de televisión o lanzándose misivas directas en las páginas de los periódicos o en los programas de radio. Sin embargo, te tomas una caña con ellos y en cuanto pueden enarbolan enérgicamente la bandera de la libertad de expresión y el sentimiento de fraternidad y complicidad con sus compañeros de otros medios. Basta con ver el apoyo que recibieron los dos periodistas de la Cadena SER condenados a cárcel por revelar el nombre y apellidos de todos los afiliados irregulares del PP de Villaviciosa de Odón.

Eso sí, quizá falte en ocasiones un poco de sentido del humor en este país para ironizar sobre los males de las diferentes profesiones. A continuación muestro un viejo vídeo del medio argentino Últimas Noticias que tanto me recuerda a la paranoia orweliana de 1984. Desde un punto de vista publicitario me parece brutal. Pero, además, tiene una doble lectura acerca de la profesión muy interesante y divertida, y bañada de mucha autocrítica y, sobre todo, sentido del humor. Espero que os guste.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar